miércoles, 19 de marzo de 2008

PROPUESTA INDECENTE


Tengo ganas de invitar a mi amor de pluma y papel a una cena. Como he pensado que me gustaría conquistarla y que cayera postrada a mis pies solicitándome amor, he creído oportuno montarle en un marco privado, los dos solos y en un ambiente caliente, una cena en la que los ingredientes para elaborar cada uno de los platos sean altamente afrodisíacos.
Cómo voy a preparar yo mismo esa cena con esmero y delicadeza, os expongo las recetas de cada uno de los platos, por si que si alguien cree conveniente añadir algún condimento para aumentar más la libido. Lo agradeceré y será bienvenido su ofrecimiento, que sin duda irá a enriquecer no solamente el plato, si no también en beneficio del apetito sexual.
El primer plato que he escogido es
Ostras al cava con espárragos trigueros
Las ostras por que ya desde la Roma antigua se las ha reconocido como un alimento altamente afrodisíaco.
Los espárragos por que su forma fálica ayuda a considerarlos como comida afrodisíaca. Hervidos o al vapor surten el mejor efecto. The Vegetarian Society sugiere, que comer espárragos durante tres días seguidos provoca el más poderoso efecto, (pero aquí no se puede dar el caso, pues solamente tengo unas horas).
Por último el cava, rey de los vinos afrodisíacos, no solamente por su capacidad oxidante, si no también por el embrujo de las burbujas.

Ingredientes para 4 personas:
• 24 ostras.
• Salsa de cava y espárragos:
• 1/2 l de vino de cava;
• 4 yemas de huevo;
• 1/4 de l de crema de leche;
• 2 manojos de espárragos trigueros;
• sal y pimienta.
Método: Se abren las ostras y se desprende con cuidado la carne de la concha, reservándose el jugo una vez colado para eliminar posibles impurezas. Las conchas vacías se lavan y se secan a conciencia, antes de disponerlas boca arriba sobre una fuente en la que se habrá preparado un colchón de sal común a fin de mantenerlas horizontales.
Aparte se pochan las ostras en su propia agua filtrada durante 40 segundos, se escurren bien y se colocan de nuevo en sus conchas, esperando el momento de incorporar la salsa.
Preparación de la salsa:
Se vierte el cava en una cacerola, reduciéndolo en el fuego hasta una cuarta parte de su volumen inicial y, tras dejar que se enfríe un poco, se añaden las yemas, la crema de leche y tres cucharadas soperas de agua. A toda esta mezcla debe agregarse, por último, el agua de pochar las ostras para luego montarla con un batidor al baño de María como si de una salsa holandesa se tratase.
En otro recipiente se hierven los espárragos al dente, previamente cortados en trozos regulares de unos 25cm., con agua y sal. Tras enfriarlos con agua y hielo, a fin de realzar su color natural, se añadirán a la salsa y se salpimentará ésta última.
Se sirven las ostras napadas con la salsa y gratinadas a horno bastante fuerte.

De segundo plato he pensado en algo especial, la ternera con leche de coco.
En primer lugar tengo que decir que la ternera no tiene nada de afrodisíaca, pero la comida debe de tener algún elemento que tenga consistencia, para que al final del ágape quedes satisfecho, entres en calor y tengas ganas de quitarte la ropa.
Ingredientes afrodisiacos:
Cacahuetes picados, es conocido desde antiguo que los cacahuetes crudos tienen un poder altamente afrodisíaco, por eso en vez de almendras le pongo una picada de cacahuetes.
Las cebollas y los ajos se consideran tubérculos afrodisíacos, especialmente los ajos, de los cuales se dice que su corazón remueve los deseos sexuales, ingredientes ideales, pues, para esta cena.
El Jengibre y el Gimseng: Se utiliza la raíz del Jengibre, apreciada como afrodisíaco , además de como especia también como condimento. Está reconocida desde hace miles de años como un poderoso afrodisíaco, sobre todo si se utiliza asociado al ginseng. Tiene muchas otras virtudes, pero destaca como un estimulante circulatorio que actúa como vigorizante del sistema reproductor.
La raíz del ginseng rica en saponinas de tipo hormonal, estimula la energía sexual, sobre todo cuando la bajada de la libido está provocada por el estrés, la ansiedad y la depresión.
La leche ce coco tiene propiedades estimulantes.
Las espinacas no lo se, pero a Popeye le vigorizaban y la guindilla, quién no conoce la guindilla, el calor sube desde la boca del estómago hasta la punta de los pelos. Ideal.
Los demás condimentos son para preparar y aderezar la salsa.
Bien, ahora sigue la receta.

Ternera picante con leche de coco

Ingredientes para 4 personas:
• 500 gr. de solomillo de ternera cortado en filetes finos,
• 100 gr. de cacahuetes sin cáscara,
• 4 cebollas,
• 4 dientes de ajo,
• un poco de jengibre y un poco de ginseng
• la cáscara de 1/2 limón,
• 200 ml. de leche de coco,
• 500 gr. de espinacas,
• 1 guindilla,
• 2 cucharadas de azúcar,
• 1 cucharadita de salsa de soja,
• 200 ml. de yogur natural,
• sal.
Método: Machacar los cacahuetes, sin cáscara, en un mortero. Triturar las cebollas, los ajos, el jengibre, la cáscara de limón, la sal y la mitad de la leche de coco con la turmix, hasta obtener una crema fina. Picar las espinacas en juliana fina. Trocear la guindilla con el cuchillo. Calentar la leche de coco restante en una cazuela y añadir la carne. Cuando empiece a hervir, poner el fuego al mínimo, cocer durante 10 minutos. añadir los cacahuetes machacados el azúcar y la salsa de soja. cocer durante 20 minutos más. Dejar cocer durante 20 minutos. Verter el puré dentro de la cacerola y cocer 20 minutos más. Cuando la carne esté cocida, apartar del fuego. Cocer las espinacas en un cazo aparte con un poco de mantequilla.
Presentar en un plato o fuente con la carne en un lado, la salsa por encima de la carne, el yogur en el centro, las guindillas encima del yogur y las espinacas colocadas en un lado.
Ahora espero que me llame, me diga que lo que la cena que le he propuesto es de su agrado y acepta mi oferta Luego lo dejaremos todo a nuestra libre y erotica imaginación.
¿Tú, que harías? ¿Aceptarías la propuesta o la propondrías a tu pareja?

6 comentarios:

Vicky dijo...

Vaya cena, vaya menú elegiste... que maravilloso.....
cuanto erotismo dejas a la imaginación...
Caricias para tu alma.

Embrujada dijo...

Mi querido Vox...imagino que a estas alturas ya la cena està màs que bien disfrutada,creo que he llegado tarde, no??

Pero por si aùn estoy a tiempo ,te dirè mi corazòn de Vox,que has acertado de lleno con el menù,sazonado con tu buen humor y regado con ese Cava ...Ummm està completo y los cinco sentidos dispuestos...

El sabor de las ostras, su textura
lubricando la lengua, el paladar,
los labios..

El líquido estallido del Cava
entre los dientes, inundando todo.


Y luego el postre...

Te gusta el de la casa??

Dulcemente Marìa .

Vox dijo...

Viky, Bueno es que encuentre smaravilloso este menu. Buena cena ¿Verdad?. Apuntate la receta para compartir el menú, ya verás el efecto.
Un beso, te veo más tarde.

Vox dijo...

Mira embrujada, tú siempre estás a tiermpo, nunca llegas tarde. Cuando quieras la comparto contigo y de postre, el mejor de todos, escojo el de la casa.
Un beso.

Embrujada dijo...

Traigo este beso para ti, absorbente,
encrespado, expansivo, irreverente,
porque sé que me vas a responder.

Un beso de rodillas atrevidas
de labios húmedos, voluptuosos,
mano impúdica, dedos temblorosos,
figuras lentamente desvestidas.

Beso requeridor de varias vidas
para agotar sus fondos amorosos,
desdeñador de afectos nebulosos
más huérfanos de espuelas que de bridas.

Beso que he fabricado en muchos años
en modos, longitudes y tamaños
que nadie fue capaz de merecer.

"Francisco A."

Dulcemente Marìa,te lo regalo.

Vox dijo...

Gracias, Embrujada. por ese beso que me traes.